Nosotros

Bienvenidos a la familia de los “OnceTartessos”, palabra compuesta anglosajona que significa “Una vez Tartessos” y que hace referencia a las tierras donde vivimos, un lugar bello y místico a 20km de Sevilla, donde los griegos pensaban que se asentó la primera civilización de Occidente: los Tartessos.

Entendemos el “arte de la crianza canina” como un sello de identidad y nuestro objetivo es la mejora continua de la raza priorizando los tres aspectos fundamentales: Salud, Carácter y Belleza del Jack Russell Terrier

Desde nuestros comienzos éramos conscientes del compromiso que le debíamos a esta magnífica raza y de la responsabilidad que supondría traer vidas a este mundo en forma de cachorros de Jack Russell Terrier. La belleza morfológica que poseen, unida a esa entrega y amor incondicional que nos regalaron nuestros primeros ejemplares y los que vinieron después, marcaron para siempre nuestro concepto de “Cría Selectiva del Jack Russell Terrier”.

Nuestra imagen mental del Jack “perfecto” ronda nuestra mente a diario y, siendo honestos, nos ha robado algunas noches de sueño. De todas formas somos conscientes de que el “ejemplar perfecto” no existe y es por eso que buscamos el camino que nos indique que vamos en la dirección acertada. Pero lo que nos quita el sueño a diario es nuestra prioridad absoluta: el buen destino de esos pequeñajos que salen de tierra “Tartessa” y que en algunos casos no volveremos a ver. Pasan los años y como criadores que somos, puedo afirmar que jamás perderemos esta inquietud.

La obligación moral que hemos adquirido no nos permite realizar nuestra labor de criador sin poner el listón muy alto, exigiéndonos a nosotros mismos el máximo para ese milagro que sucede en ese instante mágico en que nacen, aún mojados, frágiles e indefensos, y pasan por nuestras manos antes de aferrarse a la vida tomando el primer calostro de su madre. Este momento único y hermoso queda grabado en nuestras retinas y es el que verdaderamente otorga su más bello significado a la palabra “criador”.

Realizamos una cría familiar y responsable, desestimando la reproducción del Jack Russell Terrier, con cualquier desvío importante del estándar o patología genética hereditaria. Los diferentes test genéticos, pruebas radiológicas y exámenes clínicos, realizados a todos nuestros reproductores son una herramienta indispensable para poner en marcha la aventura de la vida de nuestros cachorros de Jack Russell Terrier.

Abrimos las puertas de nuestra casa a todas las familias que incorporan a uno de nuestros pequeños a su hogar. Nos gusta conoceros y que nos conozcais, que veais donde nació y se crió vuestro pequeño, que conozcais también a sus padres, así como al resto de la familia del Oncetartessos. Nos gusta compartir y asesorar desde el primer día, sobre cualquier aspecto relacionado con nuestros pequeños Tartessos: Salud, comportamiento, necesidades y cuidados. El asesoramiento es de por vida, nunca estareis solos en esta apasionante aventura.

Quizá en algún momento podamos ser algo indiscretos… con algunas preguntas relacionadas con vuestra forma de vida, costumbres, experiencia, etc…, es necesario para garantizar el bienestar, del mayor tesoro de un Criador…Sus cachorros. De igual modo, estamos siempre dispuestos a contestar a vuestras preguntas e inquietudes, aunque también sean un poco indiscretas, pues de esta manera y durante todos estos años, nos ha permitido crear un poderoso vínculo con todas las familias, a las cuales hoy por hoy, consideramos parte de la nuestra.

Las camadas que nacen en Tierras Tartessas, son el relevo generacional de nuestros ejemplares  y la venta selectiva de cachorros, supone el mantenimiento de esta, nuestra pasión.

Esperamos que disfrutéis de la visita y que podáis encontrar información útil y contrastada que os ayude a conocer mejor esta increíble raza, el Jack Russell Terrier.

Jack Russell Terrier del OnceTartessos.