Descripción y Carácter del Jack Russell Terrier

El “Indiana Jones” de los cánidos! El Jack Russell es un perro aventurero, intrépido, valiente y extremadamente inteligente que se  caracteriza por su inagotable capacidad de aprendizaje y trabajo. Compañero incondicional donde los haya, muy apegado a la familia y especialmente cuidadoso y protector con los más pequeños.

Todas estas cualidades nos enamoraron hace ya más de 10 años con nuestros primeros ejemplares y son las que hemos querido mantener intactas, junto con la salud y belleza, como nuestro sello de identidad.

No hay un solo día en el que no salga a relucir su gran sentido del humor; son capaces de casi cualquier cosa por atraer nuestra atención: malabarismos, contorsionismo, miradas penetrantes acompañadas de unos cánticos que nos recuerdan a sus ancestros y hasta miles de besos que pueden borrar el mejor de los maquillajes.

¿El Jack Russell es un perro difícil?

En numerosas ocasiones nos han preguntado y además hemos leído en muchos foros acerca del carácter del Jack Russell Terrier.

En la mayoría de los casos hablan de casos relacionados con la hiperactividad, la tozudez o la dificultad de aprendizaje. Podemos asegurar que éstos no tienen nada que ver con el carácter de esta raza siempre y cuando haya sido criado, seleccionado y educado con sentido común y responsabilidad.

Por este motivo, queremos matizar la diferencia entre el carácter del Jack Russell y los problemas de conducta.

Los “Jacks” con un nivel adecuado de actividad física y mental, cosas que necesita casi todo cánido, son perros totalmente equilibrados y capaces de ponerse de 0 a 100 en un segundo. La mayoría de problemas de comportamiento de cualquier perro suelen tener un fundamento como por ejemplo:

  • Errores en la educación del cachorro (ausencia de socialización y de impronta, malos hábitos de los propietarios, la “no” interpretación del lenguaje corporal y de las señales de calma, educación en negativo, etc.)
  • Factores genéticos hereditarios y ambientales, muchas veces alterados por una mala selección o la cría indiscriminada.
  • Falta de actividad física y/o ausencia de una rutina de actividad.